Óxido de hierro micáceo - Óxidos férricos








Historia

La empresa Óxidos Férricos S.A. fue creada en 1.968, si bien se venían explotando las concesiones mineras de oligisto micáceo desde mucho antes. Los trabajos mineros más antiguos de que se tiene constancia en la zona datan de 1.890 según los archivos.

El mercado de distribución del mineral obtenido, oligisto micáceo, ha ido evolucionando a lo largo de los años, condicionando así su explotación y tratamiento en origen. Su aplicación en el siglo XIX y primera mitad del siglo XX en la industria siderúrgica como mineral de hierro obligaba a sistemas de explotación en bolsas de producción de todo a uno. Este hecho, unido a las inherentes peculiaridades del morfológicas y geológicas del oligisto micáceo originaba rendimientos de producción bajos y márgenes de beneficios poco rentables. La aparición de nuevos mercados en los que el oligisto se incorpora con importante valor añadido (electrodos de soldadura, pintura anticorrosión e incluso cosmética) origina su resurgimiento en los años sesenta y setenta del siglo pasado.

En la actualidad, casi la totalidad de la venta tiene como destino la industria de pinturas anticorrosivas e industrias cerámicas, utilidad en la que el oligisto micáceo siempre ha participada como materia prima suministradora de las características intrínsecas del producto final. La incorporación de dicha pintura en acabados de decoración, mobiliario urbano y elementos ornamentales de todo tipo, ha proporcionado en los últimos quince años una dimensión cotidiana al producto. Esta perfecta unión de lo funcional con lo estético ha permitido que el mineral granadino sea hoy testigo del paisaje urbano de las principales ciudades europeas.

A su disposición.